¿Sientes que tu esposo y tú no logran entenderse?

¿Sientes que tu esposo habla en japonés y el siente que tú te expresas en alemán? ¡Déjame darte algunos truquitos para poner un “lenguaje internacional” entre ambos, jejeje.


Querida mía, la comunicación es uno de los temas fundamentales y en lo personal, uno de los que más me apasiona. ¿Alguna conoce mi lema personal #Sé1Mensaje? Para mí, es el resumen entre familia, comunicación e inspiración, pero eso te lo contaré en otro momento. Llevo unos cuantos años desenvolviéndome en el área de “LOS MENSAJES” y siempre he visto el problema de la comunicación como un problema de egos. . ¡Sí!, como lo escribí de egos. Muchos escritores, comunicadores, presentadores, narradores de historias… escriben para sí mismos o para despertar admiración en el otro: EGO.

¿El resultado? Excelentes contenidos, destilantes de palabras enredadas e interesantes, llenas seguramente de algo importante pero imposible de entender para personas del común


Dice mi mamá: “Saben tanto que saben feo”.


En el matrimonio, y en general, las relaciones tienen ese mismo problema: Hablamos y nos comunicamos para entendernos nosotros mismos, no para que el otro lo haga.

Veras, no hay nadie que pueda leer tu pensamiento, nadie que pueda entender plenamente lo que tú crees que estás diciendo y nadie que pueda hablar tu lenguaje personal si tu intencionalmente, no decides hacerlo entendible.

Eso de que las mujeres son de Venus y los hombres de Marte, si tiene algo de razón PERO la cuestión es que necesitamos usar los dones que Dios nos dio, ponernos en el lugar del otro y lograr comunicarnos con los demás tal y como lo necesitan, no para hacernos sentir superiores, sabios o mejores… sino para que lo que digamos, sea entendido.



Un mensaje es bien dicho no cuando tú lo dices “correctamente”, sino cuando el otro entiende lo que quieres decir.

Mi consejo para mis clientes escritores es siempre el mismo ¿Quieres escribir? ¡Muy bien! Piensa que tu público es un niño de 9 años, si logras que el entienda lo difícil de tus conceptos, seguro lo entenderán los demás. . .


Ahora vamos tú y yo, ¿Quieres que tu esposo te entienda? Se simple, Habla claro, comunícate… no grites, no manipules.


¿Vale la pena? ¡Claro que sí¡ El premio de la comunicación correcta será un matrimonio ensamblado.



Y sé que estás pensando: “Lalita, tu no conoces mi esposo”, por eso, me gustaría hacerte una lista práctica de tips de comunicación ¿Te gusta la idea? Escríbeme en los comentarios tus 🌷🌷🌷🌷🌷🌷🌷🌷 si leíste este blog o, coméntame cualquier pregunta que te gustaría que te respondiera.


¡Ay me emociona leerte! ¡Estaré pendiente! Un abrazooooo gigantotototote.






280 visualizaciones6 comentarios