¿Cómo mejorar mi relación de pareja?


El amor en muchas ocasiones puede parecer traicionero. Mientras más pasa el tiempo y te dedicas, parece que se aleja y se vuelve rutinario. ¿Por qué pasa? Porque muchas veces no sabemos cómo trabajar en nuestro matrimonio a lo largo de las experiencias.

Por eso, quiero compartirte 3 pasos sencillos para poner en práctica, enamorar a tu esposo y por lo tanto, mejorar tu relación de pareja.


Para comenzar. ¿te acuerdas cuando te casaste o elegiste al amor de tu vida? ¿Recuerdas la sensación del estómago? ¿La manera cómo te preparabas cada vez que lo veías? ¿Puedes recordar incluso su olor? ¿La forma como te miraba?


Me encantaría que por un minuto volvieras a recordar estos hermosos momentos. Incluso, si tienes fotos, sería maravilloso que fueras a alguna de ellas y vieras tu rostro a su lado. ¿Verdad que era hermosa esa época?



Te comparto aquí una foto de Samo conmigo al principio de la relación.

Aunque no nos casamos enamorados, si tuvimos una etapa de enamoramiento en los primeros meses de noviazgo, en esta foto estabamos muy felices.


Recuerdo que amaba la manera como olía, de hecho, en esos meses, le pedí regalado un frasco de su perfume que ya se estaba acabando para poder sentir su olor cuando quisiera ¡Aún lo tengo guardado entre mis cosas!


Cuéntame en los comentarios cómo te sentías y cómo eran esos encuentros con el amor de tu vida.


Ahora, volviendo al presente, ¿Verdad que las circunstancias no son las mismas? ¿Parece todo un poco rutinario y sin vida? Sin embargo, quiero decirte algo importante: no porque no sientas lo mismo que al principio, significa que todo está perdido.


No porque tu esposo sea diferente, significa que las circunstancias son malas. Todos cambiamos, el único que no cambia -que es inmutable- es Dios.


Es más, toma la determinación de conocer, enamorarte y enamorar a tu esposo de hoy en día, sin dejar que su fantasma del pasado te distraiga.


Me encantaría que leyeras la frase anterior, incluso en voz alta:


Toma la determinación de conocer, enamorarte y enamorar a tu esposo de hoy en día, sin dejar que su fantasma del pasado te distraiga.

Yo sé que el pasado parecía mejor, pero tu esposo no es el mismo de hace unos años y tu tampoco. Permite que el Espiritu Santo te muestre y te enseñe a admirar el hombre con el que estás casada hoy en día y para lograrlo, te animo a que puedas hacerle unas pequeñas preguntas a tu amado.


Sugerencia: antes de tener esta conversación, procura que ambos estén descansados y en un buen momento. No te aceleres a hacerla de inmediato, prepara el escenario para que el corazón de tu esposo hable a lo más profundo del tuyo.


Además, te recomiendo que ores antes de reunirte con él.


No hay nada mejor que las conversaciones con nuestro esposo sean el resultado de nuestras conversaciones con nuestro Padre del cielo. ¡No inviertas los papeles!

Ahora sí, manos a la obra:


1. Pregunta a tu esposo: ¿Qué de lo que hago sientes como una falta de respeto? y ¿Qué de lo que hago te hace sentir admirado y respetado?


Tengo que compartirte algo que aunque todos lo conocemos, casi no le damos importancia. El hombre procesa el amor en la medida que se siente respetado. Un hombre que nota la admiración de su esposa, se siente amado, especial y valorado. Es facil notar, cuando sales con muchas personas, como hay hombres inseguros que aunque se comportan de manera masculina e imponente, pueden esconder la falta de afirmación en su hogar.

Uno de tus trabajos si quieres tener a tu esposo enamorado para ti, es reconocer que es un ser humano que necesita respeto, tu admiración y afirmación. ¡Inténtalo! pregunta a tu esposo como siente que le respetas y hazlo más a menudo. ¡Notarás la diferencia!


Una vez identificado como puedes afirmarlo, viene la segunda pregunta:


2. Pregunta a tu esposo: ¿Cómo puedo hacerte sentir amado y especial?


Verás, hay un libro que se llama “Los cinco lenguajes del amor” de Gary Chapman. Este libro establece que no todos recibimos el amor de la misma manera. Puede ser que tu esposo se sienta amado cuando le consientas el cuello antes de dormir y que tu necesites que te repita una y otra vez lo hermosa que estás.


No hay maneras incorrectas de dar amor, pero si hay maneras que no son eficaces para que el otro se sienta amado.


¿Quién más para ayudarte a descubrir esto que tu esposo?

¡Pregúntale! Y si quieres comparteme en los comentarios su opinión.


Finalmente,

3. Pregunta a tu esposo: ¿Qué puedo hacer por ti?


La mejor manera de enamorar a tu esposo es conociéndolo y permitiendo que él mismo te guie a hacerlo. En la medida en que te ocupes en sembrar amor, el Señor compensará tu confianza con la cosecha y el amor devuelta de parte de tu esposo.


Si aún te quedan dudas sobre cómo trabajar en tu matrimonio, te recomiendo que puedas adquirir mi libro Diario para esposas jóvenes, le ha ayudado a cientos de matrimonios a restaurar su relación y llevarla al siguiente nivel. (Te dejo el link para que descargues una versión previa gratuita)


Puede ser que te pida que te lleves mejor con su mamá. Que pases más tiempo a su lado en vez de trabajar tanto. ¿Qué sé yo?

Escucha a tu esposo, deja que él pueda compartir sus más profundos deseos contigo para crecer juntos hacia una nueva meta.


Espero que este post te haya gustado, no olvides compartirla con tus amigos en redes sociales.


Para finalizar, sabes que amo leer tus comentarios sobre mi contenido. Me encantaría que me dejaras tu opinión frente a este tema. ¡Muchas gracias!



201 visualizaciones2 comentarios